6 SIMBOLOGÍA DEL ROJO.

E

EL DIABLO DIJO NO (ERNST LUBITSCH, 1943).

E. Lubitsch viste a la seductora niñera de "El cielo puede esperar (estrenada en España como "El diablo dijo no"), de un inequívoco y provocador rojo, el color del sexo y la pasión. El personaje queda calificado por el propio color que viste. Sin embargo, el vestuario de la virtuosa protagonista abunda en tonos de azul, color mucho más "fiable". El "toque Lubitch" consistía en desarrollar argumentos con un refinamiento que teñía cualquier tema con una fina ironía. Cada escena sugería tanto o más que lo que mostraba y, en muchas de sus películas, el erotismo era tan sutil que los censores no podian justificar un corte. En palabras de su discipulo Billy Wilder: “durante veinte años todos nosotros intentamos encontrar el secreto del toque Lubitsch. De vez en cuando, con un poco de suerte, lográbamos algún que otro metro de película que brillaba momentáneamente como si fuera de Lubitsch, pero no era realmente suyo”.